El elevado coste de la vida en los tradicionales ecosistemas tecnológicos como San Francisco, Nueva York o Londres están obligando a las empresas a descentralizar sus sedes, y animar a sus trabajadores en remoto a establecerse en otros lugares con mayor calidad de vida.

El pasado año, los ingenieros de Facebook, que ganan más de 126,000$ de media, le preguntaron al fundador Mark Zuckerberg si la compañía les ofrecería una ayuda de vivienda para hacer que los costes de vida fueran más asequibles. Y es que en Silicon Valley el precio medio de una vivienda supera los 900.000$, lo que la convierte en inasequible para la mayoría de las familias.

Comparativa precios Alicante y San Francisco, vía Numbeo

(Comparativa precios Alicante y San Francisco, vía Numbeo)

La empresa Zapier, consciente de que sus trabajadores, que realizan el 100€ de su trabajo en remoto, podrían tener una calidad de vida mucho mayor fuera del área de la Bahía de San Francisco, les han hecho una novedosa propuesta: Les ofrecen un paquete de 10.000$ para su mudanza al lugar que ellos elijan, donde los costes de la vida les permitan una vida más cómoda junto a sus familias.

Los ecosistemas tecnológicos ya no deben medirse por simples parámetros técnicos como los utilizados por Startup Genome para establecer su ranking de ecosistemas para startups: financiación, alcance del mercado, conexión global, talento técnico, experiencia de inicio, atracción de recursos, participación corporativa, ambición y estrategia fundadora. Habría que añadir parámetros como coste de la vida para familias, clima, naturaleza, gastronomía, y demás factores que contribuyen a crear una CALIDAD de VIDA real que atraiga en su conjunto el talento tecnológico.

En Alicante destacan  “cuatro C: calidad de vida, comunicaciones, conectividad y competitividad. Y desde AlicanTEC queremos fomentar la idea de residir y trabajar de forma creativa en uno de los espacios más paradisíacos de toda Europa.

X
- Enter Your Location -
- or -